¿Qué es el manejo sostenible de los bosques?


La naturaleza ha manejado los bosques de forma sostenible desde el principio de los tiempos.

Bosques SosteniblesSi manejamos los bosques de la forma más parecida posible a como lo haría la naturaleza misma, deberíamos poder garantizar el crecimiento continuo.

De esto se trata el manejo sostenible de los bosques.

Sin embargo, cada tipo de bosque debe abordarse de una forma diferente, y es necesario distinguir entre los bosques boreales, los templados y los tropicales, y la forma en que la naturaleza y nosotros abordamos su manejo.


Conozca más sobre los diferentes tipos de bosques que se mencionan a continuación y sobre cómo la naturaleza y nosotros debemos abordar su manejo.

Bosques boreales – (box) Temperatura promedio: entre -5 y 5 grados Celsius Precipitaciones: entre 20 y 200 cm al año, mayoritariamente en forma de nieve Suelo: ácido y escaso en nutrientes  Vegetación: principalmente coníferas perennes que toleran el frío, con hojas en forma de aguja, como pinos, abetos y píceas Fauna: pájaros carpinteros, halcones, alces, osos, comadrejas, linces, zorros, lobos, ciervos, liebres, ardillas listadas, musarañas y murciélagos Ubicación: en las zonas más septentrionales de Europa, Asia y América del Norte (/box) Dado que los bosques boreales son fríos y que su suelo no recibe mucha luz solar, la forma que tiene la naturaleza de echarles una mano es ocasionando desastres naturales. Incendios, inundaciones, tormentas, avalanchas, invasiones de insectos… Todo esto son circunstancias que a nosotros nos asustarían pero que los bosques boreales reciben con gusto. De este modo, las semillas y los nutrientes atrapados en los árboles y el suelo pueden dispersarse para dar lugar a bosques nuevos, y los incendios producen claros en los bosques a través de los cuales puede penetrar la luz solar para activar las semillas y los nutrientes. Los árboles nuevos pueden crecer solo después de que los viejos desaparecen.  Los incendios estimulan la regeneración en los bosques boreales, pero traen consigo la pérdida de madera que podría utilizarse para construir nuestras viviendas y fabricar productos que utilizamos a diario. La naturaleza nos ha enseñado que en los bosques boreales es necesario quitar árboles para que puedan crecer árboles nuevos, y la llamada Bosques templados – (box) Temperatura promedio: entre -30 y 30 grados Celsius, con estaciones bien definidas  Precipitaciones: entre 75 y 150 cm de lluvia al año Suelo: fértil, enriquecido por el mantillo en descomposición Vegetación: árboles de hojas amplias, como robles, arces y hayas Fauna: osos, águilas, ciervos, zorros, conejos, búhos y ranas Ubicación: zona este de EE. UU., Canadá, algunos países de Europa, China y Japón (/box) Los bosques templados funcionan armónicamente durante las cuatro estaciones y, a diferencia de los bosques boreales, no necesitan perturbaciones ni desastres naturales para manejar su crecimiento. Los árboles se caen solos y son sustituidos por el árbol que gane la pelea por la luz solar, ya que en los bosques templados rige la ley del más fuerte. El árbol caído, conocido como madera muerta, comienza a pudrirse en el suelo del bosque; de ese modo, se transforma en hogar de insectos y hongos, y alimenta de nutrientes al suelo, lo que garantiza el crecimiento continuo.  Por eso, en los bosques templados, los administradores forestales se concentran en los programas de tala árbol por árbol y madera muerta (protegiendo de este modo una determinada cantidad de árboles de la tala para que se caigan de forma natural) a fin de imitar a la naturaleza tanto como sea posible.Bosques tropicales – (box) Temperatura promedio: entre 20 y 25 grados Celsius, con estacionalidad marcada Precipitaciones: entre 200 y 1000 cm de lluvia al año Suelo: escaso en nutrientes con materiales vegetales en descomposición que aportan nutrientes. Vegetación: vides, palmeras, orquídeas, helechos Fauna: serpientes, babuinos, murciélagos, pumas, jaguares, tortugas, monos y tarántulas Ubicación: entre el trópico de Cáncer y el trópico de Capricornio, cerca del ecuador (/box) El manejo sostenible de los bosques tropicales es mucho más complejo que el manejo de los bosques boreales o de los bosques templados, porque los bosques tropicales alojan a muchísimas especies. Se estima que en el 6 % de la superficie del planeta que ocupan los bosques tropicales habita el 50 % de las especies del mundo… Esto significa que cientos de especies de árboles son la fuente de alimento y refugio de muchísimas especies exóticas de fauna y flora. La naturaleza se enfrenta al gran desafío de manejar un hábitat muy poblado y diverso, en el que satisfacer las necesidades de todos puede no ser tan sencillo.  Pero la naturaleza garantiza que solo sobreviva el más fuerte. El árbol que caiga dejará espacio para que otro árbol crezca en su lugar. De esta forma, la naturaleza mantiene la biodiversidad. Los árboles de una misma especie no desaparecerán todos al mismo tiempo, y los seres vivos que dependan de ellos para sobrevivir seguirán estando a salvo.  El trabajo de los administradores forestales es hacer lo mismo que hace la naturaleza. Antes de tomar la decisión de talar un árbol, analizan detalladamente su calidad —su estado de salud, su diámetro y la presencia de semillas— y comprueban que queden suficientes especies de ese árbol para sustentar a los seres vivos que dependen de él. El manejo sostenible de los bosques tropicales requiere de muchos malabarismos, pero tenemos a la mejor maestra de la cual aprender a garantizar el crecimiento continuo, la naturaleza misma.

Bosques boreales

Dado que los bosques boreales son fríos y que su suelo no recibe mucha luz solar, la forma que tiene la naturaleza de echarles una mano es ocasionando desastres naturales. Incendios, inundaciones, tormentas, avalanchas, invasiones de insectos… Todo esto son circunstancias que a nosotros nos asustarían pero que los bosques boreales reciben con gusto. De este modo, las semillas y los nutrientes atrapados en los árboles y el suelo pueden dispersarse para dar lugar a bosques nuevos, y los incendios producen claros en los bosques a través de los cuales puede penetrar la luz solar para activar las semillas y los nutrientes. Los árboles nuevos pueden crecer solo después de que los viejos desaparecen.

Los incendios estimulan la regeneración en los bosques boreales, pero traen consigo la pérdida de madera que podría utilizarse para construir nuestras viviendas y fabricar productos que utilizamos a diario. La naturaleza nos ha enseñado que en los bosques boreales es necesario quitar árboles para que puedan crecer árboles nuevos, y la llamada "tala rasa" (la tala de zonas arboladas extensas) en los bosques boreales les permite a los administradores forestales reproducir con éxito este proceso.

Facts

Temperatura promedio: entre -5 y 5 grados Celsius
Precipitaciones: entre 20 y 200 cm al año, mayoritariamente en forma de nieve
Suelo: ácido y escaso en nutrientes
Vegetación: principalmente coníferas perennes que toleran el frío, con hojas en forma de aguja, como pinos, abetos y píceas
Fauna: pájaros carpinteros, halcones, alces, osos, comadrejas, linces, zorros, lobos, ciervos, liebres, ardillas listadas, musarañas y murciélagos
Ubicación: en las zonas más septentrionales de Europa, Asia y América del Norte

Bosques templados

Los bosques templados funcionan armónicamente durante las cuatro estaciones y, a diferencia de los bosques boreales, no necesitan perturbaciones ni desastres naturales para manejar su crecimiento. Los árboles se caen solos y son sustituidos por el árbol que gane la pelea por la luz solar, ya que en los bosques templados rige la ley del más fuerte. El árbol caído, conocido como madera muerta, comienza a pudrirse en el suelo del bosque; de ese modo, se transforma en hogar de insectos y hongos, y alimenta de nutrientes al suelo, lo que garantiza el crecimiento continuo.

Por eso, en los bosques templados, los administradores forestales se concentran en los programas de tala árbol por árbol y madera muerta (protegiendo de este modo una determinada cantidad de árboles de la tala para que se caigan de forma natural) a fin de imitar a la naturaleza tanto como sea posible.

Facts

Temperatura promedio: entre -30 y 30 grados Celsius, con estaciones bien definidas
Precipitaciones: entre 75 y 150 cm de lluvia al año
Suelo: fértil, enriquecido por el mantillo en descomposición
Vegetación: árboles de hojas amplias, como robles, arces y hayas
Fauna: osos, águilas, ciervos, zorros, conejos, búhos y ranas
Ubicación: zona este de EE. UU., Canadá, algunos países de Europa, China y Japón

Bosques tropicales

El manejo sostenible de los bosques tropicales es mucho más complejo que el manejo de los bosques boreales o de los bosques templados, porque los bosques tropicales alojan a muchísimas especies. Se estima que en el 6 % de la superficie del planeta que ocupan los bosques tropicales habita el 50 % de las especies del mundo… Esto significa que cientos de especies de árboles son la fuente de alimento y refugio de muchísimas especies exóticas de fauna y flora. La naturaleza se enfrenta al gran desafío de manejar un hábitat muy poblado y diverso, en el que satisfacer las necesidades de todos puede no ser tan sencillo.

Pero la naturaleza garantiza que solo sobreviva el más fuerte. El árbol que caiga dejará espacio para que otro árbol crezca en su lugar. De esta forma, la naturaleza mantiene la biodiversidad. Los árboles de una misma especie no desaparecerán todos al mismo tiempo, y los seres vivos que dependan de ellos para sobrevivir seguirán estando a salvo.

El trabajo de los administradores forestales es hacer lo mismo que hace la naturaleza. Antes de tomar la decisión de talar un árbol, analizan detalladamente su calidad —su estado de salud, su diámetro y la presencia de semillas— y comprueban que queden suficientes especies de ese árbol para sustentar a los seres vivos que dependen de él. El manejo sostenible de los bosques tropicales requiere de muchos malabarismos, pero tenemos a la mejor maestra de la cual aprender a garantizar el crecimiento continuo, la naturaleza misma.

Facts

Temperatura promedio: entre 20 y 25 grados Celsius, con estacionalidad marcada
Precipitaciones: entre 200 y 1000 cm de lluvia al año
Suelo: escaso en nutrientes con materiales vegetales en descomposición que aportan nutrientes.
Vegetación: vides, palmeras, orquídeas, helechos
Fauna: serpientes, babuinos, murciélagos, pumas, jaguares, tortugas, monos y tarántulas
Ubicación: entre el trópico de Cáncer y el trópico de Capricornio, cerca del ecuador

© Forest Stewardship Council® · FSC® F000100